jueves, 20 de enero de 2011

Empecé este blog bajo la consigna frankfurtiana de que el capitalismo había llegado a un punto de desarrollo en el que se había convertido en un sistema bárbaro que habría conducido a la humanidad a una promesa negativa de realización de sus capacidades más destructivas. Bajo las opresivas circunstancias de la primera mitad del siglo XX este diagnóstico aparecía como toda una declaración de vuelta a los ideales ilustrados de justicia y paz que siempre han estado en la base de la filosofía occidental. Esto implicaba la labor de denuncia de toda la barbarie en la que se había convertido el capitalismo, desde la idea de un refinamiento del espíritu que serviría para realizar el proyecto de la Ilustración.

Sin embargo desde la propia Frankfurter Schule este diagnóstico ha caído por su propio peso. Aquello que podría suponer una reserva espiritual de Occidente se ha revelado como el núcleo del proceso de barbarización del capitalismo. El espíritu ha encontrado un desarrollo histórico necesario que se ha cristalizado en nuestro presente. Desde este estado de cosas se ha producido un desplazamiento de lo que se considera bárbaro: todo aquello que se opone al mundo actual, de forma más o menos consciente, de forma más o menos directa, está considerado como lo bárbaro, como lo violento, lo amenazante, lo extranjero, lo que se sitúa en las fronteras de la civilización constituyéndose como amenaza, lo absolutamente otro como lo absolutamente diferente. Si nuestro proyecto es el proyecto de reelaboración de la vida liberada, en ese caso nuestro proyecto tendrá que centrarse en todo aquello amenazante, en todo aquello que se sitúa en el límite, en todo aquello que está considerado como bárbaro, pues es solamente desde este ámbito desde donde puede concebirse la negación radical de la vida presente.

Si antes nos alineábamos con el proyecto de lucha contra la barbarie, hoy identificamos la barbarie con la esperanza de un estado de cosas diferente. Hoy la barbarie es todo aquello que da esperanza a un mundo que necesita ser destruído. Ahora nos tenemos que convertir en bárbaros.

7 comentarios:

Jaime dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jaime dijo...

Te recomiendo que visites mi blog (http://intelbook.wordpress.com) para ver como tus críticas al capitalismo están infundadas en creencias irracionales y una educación sumisa (convenientemente LOGSE o cualquier otro sistema estatal de educación).

Aún así, agradezco tu punto de vista pero espero por el bien de la humanidad, que se desarrolle el capitalismo y todas sus consecuencias (libertad, libre mercado y la búsqueda de la felicidad) y NO una suerte de colectivismo bajo el mandato de unos seres de luz (filósofos -yo también lo soy-, altruistas, etc.) que impidan la libertad de compra/venta, de expresión, del individualismo en todas sus dimensiones (mientras no dañen la libertad o la integridad física o psicológica de los otros, que es lo que se basa el liberalismo).

Ivan Karamazov dijo...

No consigo acceder a tu blog. Arréglalo para que pueda ver la luz...

Intelbook (no has visto nada igual) dijo...

Pero alma de cántaro, sólo tienes que copiar

http://intelbook.wordpress.com

en tu barra de direcciones del navegador web que utilices...

Nada de algo. dijo...

Es necesario hacerse bárbaro porque es el bárbaro el que está más allá de los limites del Ser (la totalidad). El bárbaro es el no-Ser, el bárbaro es lo absolutamente otro, y sólo desde ese absolutamente otro puede ser irrumpido el eterno retorno de lo mismo. El no-Ser (el bárbaro, el excluido, el marginado, el no-blanco, el no-europeo, el no-rico, el no-hombre, el no-adulto, el no-capitalista, el no-moderno etc.) es la fuente creativa, lo novedoso que rompe con la cotidianidad del Ser. Hay que ser bárbaros, hay que ser el Otro que pide auxilio.

CriptoC dijo...

Sin desviarme mucho del tema: hay un texto de Walter Benjamin (escuela de qué) que me gusta:

http://tumblr.com/xem41tm00m

Me interesa lo que haces. Si quieres puedes seguirme en twitter o en tumblr

http://twitter.com/criptoC
http://criptoc.tumblr.com/

Creo que los temas son afines. Nos leemos

Sandra dijo...

Mas aprender y menos decir tonterias
www.vivaelcapitalismo.org