lunes, 14 de julio de 2008

Genealogía de la tragedia

"En los griegos, la voluntad quiso contemplarse a sí misma transfigurada en obra de arte: para glorificarse ella a sí misma, sus criaturas tenían que sentirse dignas de ser glorificadas, tenían que volver a verse en una esfera superior, elevadas, por así decirlo, a lo ideal, sin que este mundo perfecto de la intuición actuase como un imperativo o como un reproche. Esta es la esfera de la belleza, en la que los griegos ven sus imágenes reflejadas como en un espejo, los Olímpicos. Con ese arma luchó la voluntad helénica contra el talento para el sufrimiento y para la sabiduría del sufrimiento, que es un talento correlativo del artístico. De esta lucha, y como memorial de su victoria, nació la tragedia. " (Friedrich Nietzeche, El nacimiento de la tragedia. Alianza, Madrid, Trad. de Andrés Sánchez Pascual, p. 239)

En este texto, se condensa de forma completamente brillante el predomino de lo artístico en el camino de la justificación de la existencia misma como obra de arte. La vida sólo tiene sentido en cuanto creación, cuya principal tarea es la creación de sí mismo, del Selbst. Esto sólo podía nacer de una cultura anterior a ese veneno que fue el cristianismo, donde el sujeto queda degradado a mero apéndice de la divinidad. Curiosamente, para articular un modo de dar otra vez valor a lo humano, se tuvo que recurrir, no al pensamiento sobre el futuro, al pensamiento utópico, sino al pensamiento de los griegos presocráticos, a aquellos hombres todavía sin prejuicios con respecto a la desvalorización de todo lo que es humano.

1 comentario:

aurasacrafames dijo...

En la sociedad del capitalista donde vivimos donde ocurre el hombre no del significado al producto de su trabajo, pero el inverso, no es posible ocurrir el glorificação de las obras humanas que los seres humanos como él tenían en vieja Grecia, en donde era comtemplado la capacidad creativa del hombre.

La religión obstaculiza el desarrollo completo de la mente cuando la no utilizan en el concepto del freudiana, sino como algo con el objetivo funcionar como fuga de la realidad opresora, en vez de intentar modificarlo con la transformación del concepto de los miembros de la sociedad, así será solamente posible observar la contemplación cuál él es otra vez humano, no de ellos las guerras, la segregación, pero el potencial creativo.

De Brasil
aurasacrafames.blogspot.com